“El tercer hombre” (“The Third Man”) – Graham Greene (1949-1950)

Greene recibió el encargo de escribir un guión para Carol Reed. Alexander Korda, uno de los productores, le envió a Viena dos semanas para que se inspirara  y lo escribiera. Sin embargo, Greene no empezó a escribir un guión, sino una novela. Años más tarde lo explicaría en una entrevista: “Uno no puede hacer su primer acto de creación en formato de guión”. En esa novela cuenta cómo Rollo Martins  llega a Viena invitado por un viejo amigo, Harry Lime, para que escriba sobre “una especie de organización caritativa que  ayuda a conseguir suministros médicos”. Sin embargo, el mismo día que llega se entera de que su amigo ha muerto atropellado. A partir de ahí y, por una serie de contradicciones, comenzará a investigar la muerte de su amigo…      

La novela nos sumergirá en la Viena de postguerra, en la miseria física y moral de sus habitantes, habrá amor (Rollo Martins se enamorará de la novia de su amigo), dilemas (el bien y el mal estará siempre presente en la obra), la idea de fidelidad y traición (¿hay que ser siempre fiel a un amigo, a tu pareja?), la persecución por calles y cloacas y la huida constante…     

El guión de cine y la novela son casi idénticos, con las obvias salvedades de que hablamos de dos lenguajes diferentes (lo que Green describe en una página, Reed nos lo muestra en un plano general) y pequeños cambios como los nombres y orígenes de algunos de los personajes secundarios. También hubo aportaciones de Welles como su famoso monólogo improvisado al bajar de la noria: “Italia, durante treinta años, bajo los Borgia, tuvo guerras, terror, asesinatos y derramamiento de sangre… pero produjo a Miguel Ángel, Leonardo da Vinci y el Renacimiento. En Suiza tuvieron amor fraternal, quinientos años de democracia y paz. ¿Y qué produjo? El reloj de cucú”. La modificación más importante es el final. Fue decidido por Reed y el productor, en contra de la opinión de Greene que publicó su novela y su final un año después del estreno de la película. No lo revelo, no vaya a haber alguien que no haya visto la película (o no se acuerde) o leído la novela. Personalmente, recomiendo las dos. Ahora bien, si ve primero la película, será inevitable que, cuando lea el libro, le venga a la mente Orson Welles como Harry Lime, a Joseph Cotten como Rollo/ Holly Martins y Anna como Alida Valli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Vicente González Nieto.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Vicente González Nieto.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Confirmado: La página tiene cookies. Si continúa la navegación, acepta su uso    Ver Política de cookies
Privacidad